“Salva un corazón, salva una vida” es el programa de la Diputación de Ciudad Real que dota a cada municipio de la provincia que lo solicita de un desfibrilador.

Picón ya cuenta con uno en las instalaciones del Ayuntamiento.

La inversión en Diputación ha sido de más de 200.000 euros para la adquisición de 101 desfibriladores, que se repartirán en 57 ayuntamientos de la provincia.

En la presentación del programa, el presidente de la Diputación José Manuel Caballero, destacó la labor de este instrumento que salva vidas, dando respuesta a un problema que no es anecdótico ni poco habitual. El Ayuntamiento de Picón ha asignado tres personas para asistir al plan de formación Cardiopulmonar Básico, obligatorio para el correcto uso de los mismos.

Las tres personas formadas al efecto para nuestro pueblo son el Alcalde, Rafael Rodríguez Hervás, el Concejal de Medio Ambiente y Deportes Roberto Sánchez Oremeño y la Auxiliar del PRAS Gema Gutiérrez Malagón.